La Ciudad Invisible | Café-librería de viajes

Salvar a La Ciudad Invisible

Querid@s amig@s de La Ciudad Invisible, muchas, muchas gracias por habernos acompañado durante estos años y por habernos ayudado a modelar este pequeño rincón en el que tantos momentos alegres hemos compartido. Hemos disfrutado de cada exposición, de cada charla, de cada sesión de cuentos, de cada presentación de libros, de cada sonrisa.
 
En este momento, como muchos otros pequeños comercios familiares, nos enfrentamos a una situación incierta y difícil que compromete seriamente la viabilidad de continuar con el negocio. No os tenemos que contar nada que no os imaginéis: pese a haber minimizado todos los gastos posibles, negociado y requetenegociado aplazamientos, evaluado y requetevaluado alternativas... los recursos se acaban, el desembolso para afrontar las nuevas medidas de seguridad se prevé importante y las limitaciones que tendremos que adoptar sin duda van a mermar nuestra capacidad de recuperarnos. 

Muchos nos habéis preguntado ya cómo podéis apoyarnos en un momento así. Para nosotros la mejor forma de hacerlo sería viniendo a pasarlo bien en cuanto sea posible, saboreando las tartas y la comida casera que tanto os gusta y compartiendo con amigos esas cañitas que tanta falta nos hacen. Pero como sabemos que muchos no tendréis la posibilidad de venir, al menos de momento, hemos decidido abrir un proyecto de micromecenazgo para quien quiera ayudarnos de esta manera.
 
Está disponible en la plataforma GoFundMe, puedes acceder directamente a través de este botón:
 
 
Os garantizamos que todo lo recaudado por este medio se destinará exclusivamente a cubrir los salarios de nuestro personal y los gastos de mantenimiento del local. Si las cosas fueran mejor de lo que se prevé y obtuviéramos beneficios en el próximo trimestre (¡ojalá!), nos comprometemos a donarlos íntegramente a alguna de las ONGs con las que habitualmente colaboramos. El objetivo de esta acción es únicamente que La Ciudad Invisible sobreviva al naufragio, en ningún caso obtener un rendimiento económico.

Sabemos que hay muchísimos negocios de barrio en nuestra misma situación por lo que si decides apadrinarnos o amadrinarnos con cualquier aportación, por pequeña que sea, te estaremos siempre agradecidos y la próxima vez que vengas a visitarnos te regalaremos un pequeño obsequio. Otra forma de ayudarnos es difundiendo este mensaje para que llegue al mayor número posible de amigos de La Ciudad Invisible y dándonos a conocer a través de tus redes sociales o entre tus amigos y familiares.

Con vuestra ayuda y nuestro esfuerzo esperamos poder salvar La Ciudad Invisible para que siga siendo el espacio acogedor y comprometido que entre todos hemos construido.

¡Bienvenidos a La Ciudad Invisible en Madrid!

¿Qué es La Ciudad Invisible?

Un café acogedor, cálido y confortable donde puedes tomarte una copa con los amigos, comer o cenar, probar nuestras tapas del mundo o las tartas y batidos caseros, o incluso celebrar tu fiesta de cumpleaños o cualquier otra clase de reunión.

También disponemos de una pequeña librería con guías de viaje nuevas para comprar, y otra zona con guías usadas, para consulta y préstamo.

 

Sobre todo queremos que sea un punto de encuentro para viajeros y amigos donde compartir experiencias y consejos y así descubrir nuevos destinos. En La Ciudad Invisible organizamos charlas, debates, proyecciones de rutas por el mundo o actividades sociales y culturales en las que creemos.

Además tienes WiFi gratuito (consulta las condiciones de uso) para que puedas organizar tu viaje de la mejor manera. Habla con nosotros, te echaremos una mano.

Si quieres estar al día de la cosas que hacemos, consulta nuestras actividades siguiéndonos en Facebook y Twitter.

 

Gran Kan, he recorrido tu vasto Imperio de un confín al otro; a pie, a caballo, y en barco. He visto ciudades inimaginables y he imaginado ciudades imposibles de ver: ciudades pasadas y futuras, utópicas e infernales.  Pero el libro que sostienen tus manos no encierra la geografía de tu Imperio, sino la mía propia, porque, a fin de cuentas, todo viaje es un viaje interior.

Italo Calvino - "Las ciudades invisibles"